viernes, 28 de enero de 2011

EL SÍNDROME IRA LEVIN

Me encontraba con el “síndrome Ira Levin”. Como mi chica estaba embarazada, tenía que escribir mi obra maestra. Me explicaré.
El escritor estadounidense Ira Levin escribió “La semilla del diablo” (Rosemary´s Baby), su gran obra maestra, mientras su mujer estaba embarazada. (Por cierto, no le dejó leer la novela hasta que no la hubo acabado. Cuando ella la leyó, horrorizada, se cuenta que le montó una bronca del copón y acabaron divorciándose… pero bueno, eso es lo de menos.) Lo importante del asunto es que el embarazo de su mujer le inspiró su mejor trabajo.
Y ahora mi chica estaba embarazada (de María, nuestra primera hija) y yo me sentía en la obligación moral de escribir mi “semilla del diablo”, mi gran obra. Y escribí el guión de “Supermala”.
Un mes después de haber nacido María, le di el guión a mi chica para que lo leyera. Ya se imaginarán qué nervios sentía entonces, temiendo sufrir en mis carnes el cruel destino de Ira Levin. Sin embargo, cuando ella acabó de leer “Supermala”, con los ojos a punto de llorar, me abrazó emocionada y me dijo que era lo mejor que había escrito nunca. Y yo, no voy a llevarle la contraria a mi chica, opino lo mismo.

1 comentario:

Mery Larrinua dijo...

Creo que promete!!!
un abrazo y buena por la inspiracon!!!
Felicidades!